El 14 de Febrero del 2017, se aprobó en el Congreso de los diputados la propuesta de que a los animales se les diera la condición de seres sintientes en nuestra legislación, pero todavía estamos muy lejos de esa realidad.

Te presentamos la historia de MAX, que ha creado Fundación Affinity para promover la iniciativa #AnimalesNOsonCosas

Firma la petición aquí

Los defensores de los animales han subrayado que el hecho de que sean incluso tratados como cosas por la ley hace que, por ejemplo, ninguno tenga la condición de liberar a los animales implicados en un accidente.
Según la directora de la Fundación Affinity, Isabel Buil, la actual consideración de los animales domésticos como “posesiones semovientes”, quiere afirmar, entre otras cosas, “que son susceptibles de apropiación y de libre postura por parte de sus propietarios”. Buil ha destacado que esta condición ante la ley conlleva una sucesión de agravios para los animales que se hacen también más evidentes en situaciones como los divorcios en los que hay un perro o un gato en el hogar, los embargos de posesiones (un perro o un gato puede embargarse según la ley actual) o inclusive en los accidentes de tráfico.

En este último suceso, el de los accidentes, si una persona viaja hoy en día con su animal de compañía y sufre un accidente, los servicios de emergencias y policiales se harán cargo lógicamente de la persona accidentada, sin embargo no existen protocolos tampoco está entre sus responsabilidades afirmar el bienestar del animal, ha demandado Buil. “Esto implica que si el dueño no está en disposición de atenderle, ninguno más lo hará”, ha mencionado la directora de Affinity. “En un accidente, la indefensión del animal es total”.

Tenemos que conseguir el salvamento de los animales implicados y procurarles atención veterinaria. En este sentido, el cambio del Código Civil para que los animales no sean reputados cosas es el primer paso, y muy necesario, para continuar avanzando en la protección de los animales“, ha agregado Buil.

Aunque ya hay asociaciones y voluntarios que están trabajando en estos supuestos como por ejemplo Ambulorca, que ha creado AMAR Atención en Mascotas en Situación de Riesgo, el servicio consiste “en la recogida ética de mascotas que se encuentran en situación de desemparo, bien porque la familia sufra un accidente de tráfico o bien porque la persona viva sola y deba ser trasladada al hospital, o se encuentre incapacitada temporalmente para el cuidado de su mascota”.

Este tipo de servicio no debería de dejarse simplemente a la conciencia social de unos voluntarios, sino a la responsabilidad de la Administración, que ha de reflejar las necesidades reales, éticas y sociales de nuestra sociedad.

Buil ha recordado que en 2009 la Unión Europea modificó su Tratado de Funcionamiento para reconocer a los animales como entes sintientes, cosa que ahora habían realizado previamente países como Austria, Alemania o Suiza, que especifican en sus leyes que los animales no son cosas.

Una vez conseguido el 14 de febrero que el pleno del Congreso de los Diputados aprobase por unanimidad instar al Gobierno a acometer esta reforma legal, en marzo de 2017 la Fundación Affinity se une en esta campaña al Observatorio Justicia y Defensa Animal con el objetivo de sumar esfuerzos, lograr más apoyo social y conseguir la victoria final: que se reforme cuanto antes nuestro Código Civil para que se reconozca negro sobre blanco en nuestra ley que los #AnimalesNOsonCosas.

Fuente: Levante-Emv

Helga Figueroa Alcaide

Helga Figueroa Alcaide

EDUCADORA Y TERAPEUTA CANINA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest